Main Menu

Rosa M. Palacios también abandona a Martin Vizcarra

La periodista del diario La República Rosa María Palacios, se pronunció duramente contra el presidente Vizcarra llamándolo Xenófobo.

La periodista quien hasta hace unas semanas era acérrima defensora de Vizcarra, se sumo a las voces de Álvarez Rodrich y Cecilia Valenzuela para criticar las últimas acciones del gobierno.

En esta oportunidad Palacios alzo su voz por las barreras que puso el gobierno a la inmigración venezolana.

“Esta semana el presidente Vizcarra emuló a don Augusto Ferrando. –“¡Entra al Perú aquel que me traiga un pasaporte venezolano!”- ha dicho mientras deportaban a una cincuentena de venezolanos con antecedentes penales. -¡Pasaportes venezolanos con visa peruana!– remarcó para que no quede duda. La tribuna aplaude, la audiencia ruge. Solo hay un problema. Como la partida de nacimiento de la abuelita, esta puede existir, pero nadie tiene acceso a ella.”

Para la periodista el presidente Vizcarra está haciendo esto por puro populismo,  alimentando la Xenofobia hacia los venezolanos.

“El Gobierno peruano se ha montado en el peor de los populismos para, a base de mentiras inhumanas, alimentar la xenofobia que nos está devorando como sociedad. La excusa es el “orden”. Nada más falso. Es un requisito que suena bien para la platea (que no sabe o no quiere entender lo que pasa en Venezuela), pero que el Presidente sí sabe que es de imposible cumplimiento.”

Rosa María Palacios sostiene que el incremento de la “Inseguridad Ciudadana” es un Psicosocial montado por el ministro del interior Carlos Moran , para tapar su incompetencia.

“Han incrementado la inseguridad ciudadana”. Este es el reciente psicosocial montado por el Ministro del Interior con un doble propósito. De un lado, la excusa perfecta para justificar su incompetencia. ¿Qué mejor que el enemigo extranjero? Como cualquier demagogo sabe, esa no tiene pierde. De otro lado, alimenta los odios de una masa irracional que no entiende de números, cuadros, estadísticas o razones que le prueban que la criminalidad venezolana es ínfima para el número de migrantes. No pasan los detenidos de 400 para una migración de 800.000 personas. Si la preocupación fuera real, ¿por qué no mira a los colombianos? Hay más de 500 detenidos con una migración diminuta.”